Monthly Archive abril 2018

PorAudytax

Crear una sociedad o ser autónomo: aclarando dudas

¿Constituirse como autónomo o crear una Sociedad Limitada? Vamos a ello.

Ya tienes tomada la decisión de emprender un nuevo negocio o actividad profesional, pero antes debemos saber que hay varias opciones de hacerlo. De una correcta elección dependerán muchas otras variables muy importantes: la viabilidad, la fiscalidad, el riesgo que asumimos, los recursos necesarios… etc.

Una de las primeras dudas que suele surgir se refiere a si nos interesa crear una sociedad limitada, o nos damos de alta en el Régimen Especial de trabajadores Autónomos (RETA).

Es muy importante tomar esta decisión con la ayuda de un asesor experimentado, que nos plantee de forma clara y sencilla las diferentes opciones y sus consecuencias. Así lo hacemos, cada dia, en Audytax.

Veamos, en primer lugar, aquellos casos en los que claramente es más aconsejable constituir una sociedad limitada, pese a que la puesta en marcha de ésta sea algo más compleja y se incrementen las tareas contables y fiscales:

-Si  la puesta en marcha del negocio requiere una elevada inversión.

Es decir, si es necesario alquilar naves, comprar maquinaria, hacer un desembolso importante en patentes o franquicias o si tendremos que contratar personal desde el primer día para poner la empresa en funcionamiento.

-Si vas a necesitar financiación bancaria para poner en marcha el proyecto.

Es mucho más fácil que puedas acceder a un préstamo bancario si se constituye una sociedad, y además proteges tu patrimonio si sois varios socios.

-Si el negocio o actividad va a requerir gran cantidad de permisos, licencias de organismos externos o trámites legales que puede ser complejo y costoso cambiar de titular.

-Si la actividad va a necesitar unos años para obtener beneficios.

La fórmula de la SL permite una compensación sobre las pérdidas de años anteriores, ahora ilimitada en el tiempo, mientras que como autónomos no tendríamos esta posibilidad.

-Por último, simplemente, si el objetivo final del negocio es venderlo una vez funcione.

En estos casos, no le demos muchas vueltas: te interesa constituir una sociedad limitada, aunque no podamos comenzar nuestra actividad tan pronto como nos gustaría. En otro artículo analizaremos los requisitos y pasos para crear una Sociedad Limitada.

Pero si no estás en ninguno de los casos anteriores, y vas a comenzar tu proyecto en solitario o eres un profesional que está empezando, puedes comenzar como autónomo y cuando el margen de beneficios o las condiciones fiscales lo aconsejen, valorar la constitución de una sociedad limitada.

 

También sucede en muchas ocasiones que por tus especiales circunstancias o las de tu actividad o sector en concreto, sea necesario analizar con detalle las ventajas y los inconvenientes de una u otra opción.

Estas son las principales diferencias que encontraremos entre constituir una sociedad limitada o darnos de alta como autónomo:

Es mucho más rápido constituirse como autónomo.

Una vez formalizados los modelos de alta en IRPF e IVA en Hacienda, y con independencia de si decidimos hacerlo también en la Seguridad Social, podrás iniciar la actividad en sólo unos días y casi sin desembolso. Para una SL, a dia de hoy, tardaremos en ponerla en marcha alrededor de un mes, aunque las ventanillas únicas y los Portales de Administración Electrónica (PAE) hayan reducido los plazos para algunos casos.

-La constitución de una Sociedad acarrea mayores costes iniciales.

A las escrituras notariales hay que añadirle la necesidad de ingresar en una cuenta un capital social (mínimo 3.000 euros) que una vez constituida pueden ser invertidos en la propia empresa. Hay también la opción de aportar este aval sin necesidad de ingresar ninguna cantidad, como aclararemos en otro artículo.

-Con una SL, la protección de tu patrimonio es mayor

La responsabilidad de la empresa ante posibles futuros acreedores se limita (de ahí su nombre) a la cantidad declarada como patrimonio propio en el momento de su constitución. Sin embargo, el autónomo puede responder con sus propios bienes ante una eventual demanda de acreedores, aunque hay algunas novedades que excluyen la vivienda habitual de dicha responsabilidad.

-Diferencias en la tributación de los beneficios

El autónomo paga sus impuestos en base a su declaración del IRPF, que es un impuesto progresivo. Esto significa que se paga más cuanto más beneficios se obtienen. En cambio las sociedades se rigen por el Impuesto de Sociedades, que es fijo.

Por regla general, si el dueño de la sociedad se pone un sueldo y/o se asigna unos beneficios (por los que tributa en su propio IRPF), el ahorro fiscal no es tan destacado como si los beneficios de la sociedad quedaran en su propio balance. Es decir, que si se reinvierten para el crecimiento de la empresa, sí aumentaría el ahorro fiscal.

 

Por lo tanto, una vez que disponemos de toda la información, podemos tomar la decisión más adecuada. No hemos entrado en las diferentes obligaciones que nos acarrean los registros contables y de facturación, así que terminamos por ahora recordándote que Audytax te libera de todo este trabajo extra en unas condiciones increíbles, que te van a interesar

Juan A. Balsalobre López
Economista – Auditor
Plaza Circular, 7
Telf.: 968.10.24.65 649.79.76.94

www.audytax.com

PorAudytax

¿Se puede facturar sin ser autónomo?

En Audytax es parte de nuestro trabajo como Punto de Atención a Emprendedores el asesorar a jóvenes (y no tan jóvenes) que deciden lanzarse a comenzar su propio negocio, bien con la figura del trabajador autónomo o iniciando una nueva empresa.

Hace unos meses, en Octubre de 2017, entró en vigor la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo. Entre otras diversas disposiciones, había una batería de medidas que buscaban aclarar la fiscalidad y mejorar las condiciones de este colectivo tan importante: el trabajador autónomo.

Puedes consultar todas las novedades que se pusieron en marcha en nuestro artículo Autónomos: conoce las nuevas condiciones

Estas reformas y un ambiente con perspectivas de recuperación económica, han reactivado desde principio de año el interés de muchos trabajadores por iniciar o regularizar su situación jurídica y fiscal con esta modalidad. Recientemente hemos leido en la prensa que casi 4.000 autónomos de la Región se han beneficiado de la tarifa plana en 2018

En éste y próximos artículos, vamos a intentar esclacerer y contestar a las dudas más comunes y habituales que nos llegan a nuestro despacho. Esperamos que con ellos puedas resolver las dudas que tengas, pero en cualquier caso, si estás decidido a dar el paso o acabas de hacerlo, te recordamos que en Audytax estamos a tu disposición para atenderte de forma personalizada y ayudarte a conseguir tus objetivos.

En primer lugar vamos a centrarnos en una cuestión que se nos presenta con frecuencia. Se trata de trabajadores que realizan servicios (pequeñas reparaciones, servicios de limpieza o cuidado de personas, etc.) o venden sus productos (artesanía, manualidades, pequeñas tiendas en internet, etc) y que aunque aún con ingresos muy reducidos llega el momento en el que tienen la necesidad de emitir facturas.

Hay que tener en cuenta que esta duda se presenta siempre en un momento delicado por el que pasa toda actividad económica que empieza desde un proyecto personal y con metodología de ´Lean Startup´. Se trata del momento en el que la facturación es necesaria para trabajar a otras empresas o nuevos clientes, pero los ingresos aún no son suficientes para afrontar el pago de las cuotas del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Aunque el trabajador autónomo escoja la base de cotización mínima, lo que le obliga a pagar mensualmente unos 275 € (una vez agotadas las bonificaciones de la tarifa plana del primer año) es conveniente recordar que además éste debe presentar la declaración trimestral de IVA y la anual del IRPF.

Planteado este escenario, a muchos les surge la pregunta que vamos a contestar hoy:

¿Es legalmente posible emitir facturas sin ser autónomo?

En la práctica, existe un pequeño vacío legal que da lugar a malentendidos y a falsas creencias que incluso vemos planteadas con total seguridad a través del boca a boca y en algunos sitios de internet. Vamos a explicarlo.

La Seguridad Social contempla la opción de que ejerzamos una actividad económica no habitual, sin embargo, no existe en la normativa actual una cantidad a partir de la cual tengamos la obligación de darnos de alta como trabajador autónomo.

Sin embargo, lo que sí está perfectamente estipulado es que para emitir una factura legal es totalmente imprescindible estar dado de alta en una actividad económica en Hacienda, lo cual implica gestionar el IVA e IRPF.

En base a este resquicio, se han dado muchos casos en los que el trabajador ha formalizado estos requisitos ante la Hacienda pública pero sin estar registrado en ningún régimen de la Seguridad Social. En la mayoría de ellos no han recibido requerimientos ni sanciones de ningún tipo, en una especie de “dejar hacer” de las diferentes Administraciones, aún teniendo la opción legal de hacerlo.

Para aumentar la confusión, existen en la jurisprudencia algunos casos que han llegado a ser denunciados y han sido considerados legales por el juez, alegando que los ingresos (es decir, el total de las cantidades facturadas) no han superado el Salario Mínimo Interprofesional vigente.

Esta circunstancia ha dado lugar a la creencia, infundada legalmente pero muy extendida, que si se factura de manera no habitual en una cantidad anual inferior al SMI, – que en el pasado 2017 fué de 9.906 euros – , se considera una práctica legal. Como hemos visto antes, esto no deja de ser cierto, pero para casos que han sido ganados en un juzgado, no como consecuencia de ninguna normativa.

Nuestra recomendación

Por lo tanto, nuestra recomendación a clientes que tienen esta duda debe ser personalizada y fruto del adecuado estudio de su Plan de Negocio, donde se prevean los ingresos y los gastos de forma realista.

Desaconsejamos totalmente el trabajar “en negro” y sin ningún tipo de cobertura sanitaria o fiscal. Si verdaderamente las características del trabajo son de carácter esporádico y con ingresos muy reducidos, las opciones de ser sancionados son reducidas, pero existen.

Si necesitas más información o que te atendamos personalizadamente, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Somos expertos en autónomos y constitución de nuevas empresas, y estamos muy cerca.

Juan A. Balsalobre López
Economista – Auditor
Plaza Circular, 7
Telf.: 968.10.24.65 649.79.76.94

www.audytax.com