Administración Concursal

Desgraciadamente cada vez son más las empresas que quiebran o se ven obligadas a dar por finalizada su actividad. Las empresas en concurso hoy en día van aumentando, y se espera que a principios del año 2021 se produzca un aumento considerable, debido a la dispensa actual por la situación generada por el COVID-19. Este procedimiento legal se lleva a cabo cuando una empresa se encuentra en una situación de insolvencia, y no puede hacer frente a sus deudas.

El objetivo del Concurso de Acreedores es procurar que la empresa continúe con su actividad, aunque en más del 90% de los casos no es posible (Según un panel de 43 expertos perteneciente al Registro de Auditores Judiciales y Forenses (RAJ) del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, el 90% de los concursos de acreedores en España acaba en liquidación y cerca de un 70% concluye porque no hay suficientes activos en las empresas que se puedan liquidar, para poder pagar a los acreedores). Para ello, un juez es el encargado de nombrar un administrador concursal que analice la empresa y también establece los plazos para que el empresario deudor pueda negociar con los acreedores cómo satisfacer la deuda.

El administrador concursal, es clave en todo el proceso del concurso de acreedores. Su trabajo se basa en analizar, evaluar y verificar que la concursada ha cumplido todas las formalidades establecidas por ley. Además, se encarga de preparar el inventario de la compañía (masa activa) y una relación de deudas con sus acreedores (masa pasiva). Todo ello, deberá recogerse en un informe, que será la base para llegar, posteriormente, a un convenio o liquidación.

Audytax ha sido designada por el Juzgado Mercantil de Murcia para ser administrador concursal de varias sociedades mercantiles así como de personas físicas.